5 cuestiones sobre el aval bancario en la compra de una vivienda sobre plano

Cuando se compra una vivienda sobre plano, el promotor suele cobrar las cantidades a cuenta del precio de la vivienda de manera anticipada. Por tanto, para proteger al comprador el promotor estaba obligado, en base a la Ley 57/68 derogada el 31 de diciembre de 2015, a contratar un aval o seguro para cubrir las aportaciones a cuenta de los compradores en caso de que las viviendas no se entreguen en el plazo pactado. Pero, qué es necesario saber sobre los avales bancarios. Lo resolvemos en estas 5 cuestiones: 1.- ¿Es necesario un aval individual para reclamar en base al aval bancario? El Tribunal Supremo resolvió esta cuestión en la Sentencia de 23 de septiembre de 2015 favorablemente a los adquirentes de vivienda, reconociendo al comprador su derecho a reclamar al banco avalista aun careciendo de ese certificado individual de aval, pues según el Tribunal el comprador “no tiene por qué conocer que todavía debe recibir el aval individualizado y queda a merced de la mayor o menor diligencia del promotor solicitar los concretos certificados o avales individuales.” Esta doctrina ha sido confirmada, de manera reiterada, por el Tribunal Supremo, recientemente en su Sentencia de 21 de diciembre de 2016 confirma esta doctrina al afirmar que, con la suscripción del aval colectivo o línea de avales, la entidad avalista pasa a cubrir efectivamente el riesgo garantizado (la restitución de las entregas), y la ausencia de avales individuales no impide que la obligación de restituir quede cubierta a favor de los compradores al amparo de la línea de avales. Esta garantía cubre además todas las cantidades aportadas incluso aunque la propia línea...