Cláusula-suelo_El-Defensor-de-tu-vivienda

A raíz de la reciente Sentencia del Tribunal Supremo del 11 de abril de 2018, se ha comenzado, de nuevo, a hablar sobre la expresión manuscrita contenida en numerosos préstamos y acuerdos novatorios en la cláusula suelo, y desde El Defensor de tu Vivienda queremos aclarar algunos puntos acerca de dicho escrito.

Esta expresión manuscrita tiene su origen en el art. 6 de Ley 1/2013, en el que se dispone que cuando se conceda un préstamo con cláusula suelo, que se otorgue en divisas o que lleve asociado un seguro de cobertura de tipo de interés, el cliente deberá hacer constar que conoce la existencia de estas peculiaridades. Tal como estableció esta Ley, el Banco de España fijó el contenido del manuscrito.

Para el Tribunal Supremo, según su Sentencia del 11 de abril de 2018, la inclusión de este texto supone un indicio del conocimiento por parte del consumidor de la existencia de la cláusula suelo.

Sin embargo, lo que interesa poner de manifiesto es que ello no supone que se supere el control de transparencia que fijó el Tribunal Supremo en su Sentencia de 9 de mayo de 2013, ya que, el consumidor, además de conocer la existencia de la cláusula suelo, deberá conocer en qué se traduce en realidad dicha cláusula en la economía del préstamo.

Nos encontramos ante un texto que copia el afectado en el mismo momento de la firma del préstamo, debiendo examinarse si, con anterioridad a ese momento, por ejemplo, el banco ofreció al consumidor simulaciones que permitieran al consumidor comprobar el funcionamiento del préstamo o si comparó este préstamo con otros productos de la entidad en los que no existiera el límite mínimo.

Desde el equipo de El Defensor de tu Vivienda podemos asesorarle, de manera gratuita, ante de tomar cualquier decisión o firmar ningún acuerdo, buscando la mejor solución para su caso concreto sin ningún tipo de coste ni compromiso, en el teléfono GRATUITO 900 90 70 49 o a través del formulario de nuestra web.