La condición de consumidor de las personas jurídicas - El Defensor de tu Vivienda

Es frecuente que, entre las personas que nos piden asesoramiento al equipo de abogados de El Defensor de tu Vivienda, se plantee la cuestión de si se puede declarar la nulidad de la cláusula suelo cuando uno de los intervinientes del préstamo es una persona jurídica.

Lo que tenemos que tener en cuenta es que, a la hora de solicitar la nulidad de una cláusula suelo, debemos distinguir entre si estamos ante un contrato en el que se aplica la normativa protectora de consumidores o no, sin que ello dependa de que nos encontremos ante una persona física o jurídica.

De esta forma, tras la reforma operada en la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios, por la Ley 3/2014, se entenderá que tienen la condición de consumidor tanto las personas físicas que actúan fuera de su ámbito profesional, comercial o empresarial; como “las personas jurídicas y las entidades sin personalidad jurídica que actúen sin ánimo de lucro en un ámbito ajeno a una actividad comercial o empresarial”.

Por ello, lo importante, para decidir si se puede aplicar la normativa protectora de los consumidores para que se declare la nulidad de una cláusula suelo, no es la cualidad del interviniente, sino la finalidad o destino del préstamo.

Por ello, una sociedad o un profesional podrán solicitar un préstamo y gravar en garantía del mismo, bienes afectos a su actividad profesional o empresarial y, al mismo tiempo tener la condición de consumidores, si el préstamo se ha solicitado para una finalidad distinta a la empresarial, por ejemplo, adquirir el domicilio familiar del empresario o refinanciar las deudas no profesionales del mismo.

Desde el equipo de El Defensor de tu Vivienda podemos asesorarle, de manera gratuita, antes de tomar cualquier decisión o firmar ningún acuerdo, buscando la mejor solución para su caso concreto sin ningún tipo de coste ni compromiso, en el teléfono GRATUITO 900 90 70 49 o a través del formulario de nuestra web.