Otros 37 afectados más por la compra de una vivienda no entregada por la Cooperativa Ciudad del 2000 recuperan 553.583,39 euros

Los juzgados han vuelto a dar la razón a los afectados por la compra de vivienda no entregada en Jaén. En esta ocasión, 37 cooperativistas que adquirieron una vivienda a la Cooperativa Ciudad del 2000 (CIDOMI) han conseguido recuperar el dinero invertido por una casa que nunca les han entregado. Estas nuevas sentencias vuelven a condenar a las entidades financiera Bankia y Unicaja a devolver no sólo las cantidades entregadas a la cooperativa, sino también todos los intereses legales devengados desde cada pago realizado. De esta manera, la indemnización a la que debe de hacer frente Bankia asciende a 38.537,93 euros, mientras que Unicaja deberá desembolsar 515.045,46 euros. Un total de 553.583,39 euros. Estas 37 nuevas sentencias se unen a las ya conseguidas por El Defensor de tu Vivienda en favor de más de 50 afectados por esta promoción. Más cooperativas de esta promoción esperan la decisión de los juzgados. Estas sentencias, basadas jurídicamente en la Ley 57/68, condenan a Bankia y Unicaja por haber incumplido el deber de vigilancia que le imponía la citada ley. Y es que esta normativa exigía a las cooperativas y promotoras de vivienda contratar un seguro o aval bancario que garantizara la devolución de las aportaciones de los compradores en caso de que las viviendas no se entregasen en el plazo pactado con estos. Y, si la entidad o entidades bancarias en las que se ingresaban las cantidades no vigilaban que la cooperativa o la promotora contrataban dichas garantías, entonces la ley les declara responsables como ha ocurrido en este caso. Si tú también tienes una situación similar, en el equipo de El...

¿Puedo reclamar al seguro o al banco en base a la Ley 57/68, a pesar de que la Cooperativa esté en concurso?

En los últimos años, la crisis inmobiliaria ha arrastrado a innumerables cooperativas de viviendas a la insolvencia, lo que ha llevado a que miles de personas que esperaban poder acceder a la ansiada vivienda, y que habían desembolsado, para ello importantes cantidades a cuenta, perdieran todas las esperanzas e ilusiones. Ante la situación de concurso de la Cooperativa, que imposibilita que se entreguen las viviendas comprometidas, el comprador ha de tener presente cuáles son los mecanismos legales con los que cuenta para lograr recuperar las cantidades entregadas a la Cooperativa. La Ley 57/68, vigente hasta el 31 de diciembre de 2015, obligaba a las promotoras de viviendas, incluyendo a las cooperativas, a contar con un seguro o aval concertado con entidad aseguradora (en caso de seguro) o entidad de crédito (en caso de aval) que garantizase las entregas a cuenta de los compradores, para el caso en que la construcción de las viviendas no se inicie o se termine en el plazo estipulado. Por tanto, el cooperativista tiene derecho a reclamar al seguro o aval, desde el momento en que se produce el siniestro, esto es, cuando la cooperativa incumple el plazo para el inicio o terminación de las obras. Ese incumplimiento se evidencia de manera patente cuando la Cooperativa se encuentra en concurso de acreedores y en liquidación, pues en tal caso la propia situación de insolvencia que lo causa suele llevar consigo, en la gran mayoría de ocasiones, la inviabilidad de continuar el proyecto promotor y de devolver a los cooperativistas sus aportaciones y, en los casos en que el proyecto promotor es viable, suele implicar un retraso...

¿Qué reconoce la sentencia del Tribunal Supremo sobre las tarjetas Revolving?

La Sentencia del Tribunal Supremo de 4 de marzo de 2020, declaró que son usurarios los intereses de casi el 27% que cobran algunas tarjetas revolving, lo cual tiene unas repercusiones importantísimas. A continuación, desgranamos dicha sentencia. Debe partirse de que, en términos generales, los tribunales no pueden controlar los precios de los productos o servicios que las empresas venden a los consumidores; por ejemplo, no pueden declarar que es abusivo el caro precio de unas zapatillas de marca. Al ser el interés el precio que el consumidor paga por un préstamo, éste no pude ser declarado abusivo por ser excesivamente alto. Ahora bien, un préstamo (u operación similar) sí puede ser usurario, y lo será cuando se den dos circunstancias. Primera. Que incluya «un interés notablemente superior al normal del dinero». Respecto a lo cual debe matizarse lo siguiente: No habrá que fijarse en el interés «nominal», sino en la tasa anual equivalente (TAE), que incluye todos los pagos que el consumidor ha de realizar por razón del préstamo, pues de lo contrario sería fácil para un banco sortear dicha norma. Por interés «normal del dinero» se entenderá el tipo medio publicado por el Banco de España (i) en el momento de la firma del préstamo, y (ii) para las operaciones similares. Dado que no existen normas sobre la cuestión, son nuestros tribunales quienes deberán decidir al respecto, habiendo declarado que las tarjetas revolving con un interés del 26,82% anual son usurarias. Segunda. Que sea, además, «manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso». Correspondiendo al banco probar esas circunstancias excepcionales, las cuales deben referirse al caso concreto; esto...
X
INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable Sala y Serra Vivienda, S.L..
Finalidad Sus datos serán utilizados a) para responder a su solicitud de contacto b) si así lo ha consentido marcando la casilla ubicada debajo del presente, para mantenerle informado sobre productos y servicios ofrecidos por Sala-Serra Vivienda
Base de Legitimación a) El consentimiento para contestar a su petición se otorga mediante el envío del presente formulario; b) El envío de comunicaciones comerciales se consentirá mediante la solicitud de las mismas marcando la casilla específica al efecto
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal
Derechos Acceder, rectificar, suprimir sus datos y otros según lo previsto en "Información Adicional"
Información Adicional Consulte aquí información adicional y detallada sobre Protección de Datos