Categoría: Promociones de viviendas

Sin duda, cuando se compra una vivienda sobre plano y esta no se entrega en el plazo estipulado, y tampoco existen indicios de que se vaya a entregar, el comprador suele encontrarse ante una situación complicada que, en ocasiones, le puede llevar a realizar actuaciones que pueden poner en riesgo la recuperación de su dinero.

Ante esta situación, y al trasladar la preocupación a la promotora, una de las medidas que se suelen llevar a cabo es poner fin a la relación contractual entre el comprador y el vendedor, por mutuo acuerdo, comprometiéndose en ese momento el promotor a devolver al comprador las cantidades en determinados plazos y condiciones.

Este acuerdo que, a priori, puede suponer un alivio para los compradores puede tener desagradables consecuencias si el promotor, posteriormente, no puede devolver las cantidades y en su lugar, pretendemos reclamar a la entidad bancaria en base a la Ley 57/68.

Un asunto similar conoció el Tribunal Supremo, en su reciente sentencia 2/2020, de 8 de enero que reitera los efectos que producen un acuerdo resolutorio de mutuo acuerdo entre el comprador y el vendedor, según el momento en que se haya producido.

En concreto, el Alto Tribunal diferencia dos situaciones de cara a poder instar la reclamación a la entidad bancaria o aseguradora por la vía de la Ley 57/1968:

  • Si el acuerdo se firma antes de cumplirse la fecha de entrega de la vivienda estipulada en el contrato, la garantía contratada (aval o seguro) se extingue y, con ella, la responsabilidad de la entidad bancaria o aseguradora. Esto quiere decir que ya no podremos reclamar a estas entidades.
  • No obstante, si el acuerdo se firma después de la fecha de entrega de la vivienda estipulada en el contrato; y si dicha vivienda no dispone de Licencia de Primera Ocupación, entonces si el vendedor no cumpliera con su obligación, lo deberá hacer su garante, es decir, el Banco o el Seguro.

En definitiva, lo fundamental según el Alto Tribunal, es que exista un incumplimiento de entrega, por parte del vendedor; y que no se hayan devuelto las cantidades pagadas como entregas a cuenta.

En El Defensor de tu Vivienda somos expertos en este tipo de reclamaciones. Si entregaste cantidades a cuenta de una vivienda y no tienes ni la vivienda ni has recuperado las cantidades, no dudes en contactar con nosotros en el teléfono 910 323 636 o a través del formulario de nuestra web Nosotros las recuperaremos por ti.

No es nada extraño que, en una compra de una vivienda sobre plano realizada hace años, los ingresos a cuenta se ingresaran en Cajas de Ahorros que, a día de hoy, ya no existen.

Y es que, son muchos los afectados que nos trasladan su preocupación sobre la viabilidad de su caso cuando, la Caja de Ahorros en la que se ingresaron sus aportaciones ya no existe. Esta situación, desde un punto de vista jurídico, no debe preocupar a los compradores de vivienda que pretendan hacer valer sus derechos en base a la Ley 57/68.

La razón es sencilla y, además, recientemente ha sido aplicada por el Tribunal Supremo en su nueva sentencia de fecha 28 de noviembre de 2019. Aquí, el alto Tribunal acaba condenando a BBVA y a Banco Sabadell por las aportaciones ingresadas por compradores de vivienda sobre plano en las antiguas y extintas Caixa Catalunya y Caixa d’Estalvis Penedès.

El motivo, simplemente se basa en que, al ser las entidades condenadas, sucesoras de las que inicialmente percibieron las entregas a cuenta y, por lo tanto, herederas de su actividad financiera, deben cargar también con sus responsabilidades, como lo es, el responder ante los compradores de vivienda sobre plano al no exigir las correspondientes garantías al promotor.

Los bancos sucesores suelen rechazar sus responsabilidades alegando, entre otros motivos, que se produjo una transmisión de activos a una de sus diversas sociedades inmobiliarias; que las hipotecas u otros productos financieros no formaban parte de la cesión, pero normalmente, todas las excusas son tumbadas por el Tribunal Supremo.

Por lo tanto, si el ingreso a cuenta del precio de la vivienda adquirida sobre plano se ha ingresado en una Caja de Ahorros o banco que, a día de hoy, se han extinguido, la entidad que deberá responder por aquel incumplimiento será la entidad sucesora de la actividad financiera de la extinta Caja o Banco.

En El Defensor de tu Vivienda somos expertos en este tipo de reclamaciones. Si entregaste cantidades a cuenta de una vivienda y no tienes ni la vivienda ni has recuperado las cantidades, no dudes en contactar con nosotros en el teléfono 910 323 636 o a través del formulario de nuestra web Nosotros las recuperaremos por ti.

En ocasiones, podemos encontrarnos con una situación en la que pese a haber obtenido una sentencia condenatoria frente a la promotora, o haber llegado a un acuerdo en donde se reconoce el incumplimiento por parte de ésta, no es posible recuperar las cantidades aportadas por la compra de una vivienda no entregada. Esto puede darse por tres motivos:

  • La promotora es insolvente y no puede devolver las cantidades a los compradores.
  • La promotora está en concurso de acreedores.
  • O bien, se ha llegado a firmar un convenio, pero el mismo ha sido incumplido y sólo han sido recuperados una parte de los importes abonados a cuenta de la vivienda. En este último supuesto en el que se haya llegado a un acuerdo con la promotora, pero el mismo haya sido incumplido, los intereses comenzarán a computar desde la fecha de incumplimiento por la promotora.

Sin embargo, en todos estos casos, no está todo perdido. Es posible reclamar por incumplimiento del deber de vigilancia que establecía la Ley 57/68 a la entidad bancaria donde se depositaron las aportaciones, la devolución de las mismas, bien de todas ellas o por el restante que no hubiese devuelto la promotora.

También es importante tener en cuenta que no es necesario esperar a que la promotora sea insolvente para poder reclamar las cantidades al banco, pues será en ejecución de sentencia donde éste pueda oponer lo que a su derecho convenga para evitar que se perciban cantidades por duplicado.

Es necesario además conservar los justificantes de pago de aquellas cantidades que han sido devueltas por la promotora, así como toda aquella documentación derivada del procedimiento de reclamación que se haya llevado a cabo, bien de manera extrajudicial o judicial.

En El Defensor de tu Vivienda somos expertos en este tipo de reclamaciones. Si entregaste cantidades a cuenta de una vivienda y no tienes ni la vivienda ni has recuperado todas las cantidades, no dudes en contactar con nosotros en el teléfono 910 323 636 o a través del formulario de nuestra web.

En multitud de artículos se ha explicado ya la importancia de la Ley 57/68 para los compradores de viviendas sobre plano, a los que lamentablemente no solo no les han entregado su vivienda, sino que, además, tampoco les han devueltos las aportaciones.

Dicha Ley, no solo prevé la devolución de las cantidades aportadas a la promotora o cooperativa, sino también sus intereses. Estos intereses se computarán desde la fecha de cada anticipo y no desde la reclamación extrajudicial o judicial como suelen alegar las entidades bancarias o aseguradoras demandadas.

Esto ha quedado nuevamente confirmado en las últimas sentencias dictadas por la Sala Primera del Tribunal Supremo. En las dos sentencias emitidas el pasado 25 de junio del 2019, se reitera la jurisprudencia sobre los intereses que deben abonar las entidades bancarias o aseguradoras a los compradores de vivienda sobre plano.

En sí, estas sentencias vuelven a confirmar lo ya dicho en el año 2013 sobre la procedencia de los intereses de las aportaciones entregadas a cuenta de viviendas en construcción. En resumen, las sentencias remarcan las siguientes ideas:

  • Que el cómputo de dichos intereses comienza desde el pago de cada anticipo.
  • Que dichos intereses, se entienden como frutos del dinero entregado en un determinado tiempo.

En definitiva, que el Tribunal Supremo haya reiterado jurisprudencia en ese sentido, es una muy buena noticia para los compradores que aún no han reclamado ya que, además de poder recuperar las aportaciones entregadas, también pueden recuperar los intereses de dichas cantidades, que correrán, desde la realización de cada pago.

En El Defensor de tu Vivienda somos expertos en este tipo de reclamaciones. Si entregaste cantidades a cuenta de una vivienda y no tienes ni la vivienda ni has recuperado las cantidades, no dudes en contactar con nosotros en el teléfono 910 323 636 o a través del formulario de nuestra web Nosotros las recuperaremos por ti.

Con la entrada en vigor de la Ley 20/2015, los derechos de los compradores de vivienda sobre plano se han visto seriamente reducidos. Por ello, si está en esa situación, deberás tener en cuenta lo siguiente.

En primer lugar, es un error frecuente creer que la simple mención de la existencia de un aval en el contrato es suficiente y se está con ello ya protegido. Lamentablemente, desde nuestra experiencia en El Defensor de tu Vivienda, si el comprador no tiene copia de ese aval bancario puede ser que este no exista. Por ello, lo más importante es conseguir una copia de ese aval desde el principio.

En segundo lugar, se debe constatar que se protejan todas las aportaciones realizadas. Es frecuente que las primeras aportaciones no estén cubiertas aun siendo, normalmente, las de mayor cuantía.

En tercer lugar, este aval sólo cubrirá la devolución de las aportaciones cuando se resuelva el contrato por existir retraso en la entrega de la vivienda, pero ningún otro supuesto está amparado. Una vez que esto haya sucedido, se debe requerir al promotor y si este en 30 días no ha devuelto las entregas a cuenta, se tendrán dos años para ejecutar el aval.

Por último, se debe tener presente que una vez se expide la cédula de habitabilidad, y se pone a disposición del comprador la adquisición de la vivienda, se cancelará el aval.

Por tristes experiencias sufridas por algunos de nuestros clientes, desde El Defensor de tu Vivienda, te indicamos que, aunque dispongas de un aval bancario, es recomendable ponerse en manos de un experto que te ayude a recuperar tus entregas a cuenta, pues cualquier comunicación con el promotor errónea, puede hacer que, no solo no puedas tener tu vivienda, sino que tampoco consigas recuperar tus aportaciones.

En El Defensor de tu Vivienda somos expertos en este tipo de reclamaciones. Si entregaste cantidades a cuenta de una vivienda y no tienes ni la vivienda ni has recuperado las cantidades, no dudes en contactar con nosotros en el teléfono 910 323 636 o a través del formulario de nuestra web.

La compra de una vivienda sobre plano, bien a través de una Promotora o de una Cooperativa, entraña un mayor riesgo e incertidumbre, que la adquisición de una vivienda ya construida, ya que puede darse la circunstancia de que el proyecto promotor no llegue a buen fin, o en su caso, que no se concluyan y entreguen las viviendas en el plazo previsto.

Ante esta circunstancia, hay que destacar que los compradores y/o cooperativistas están amparados por la Ley 57/68, una norma protectora de sus derechos, que, aunque actualmente se encuentra derogada, sigue protegiendo los pagos realizados antes del 1 de enero de 2016.

Dicha norma, que surge como freno a los abusos cometidos en las compraventas de viviendas sobre plano, establece una serie de garantías con el fin de que los compradores puedan recuperar el dinero invertido en la adquisición de sus viviendas, si las mismas no llegan a construirse o no se entregan en la fecha pactada.

Así, es de cumplimiento imperativo y obligatorio que los Promotores o Cooperativas contraten un seguro o aval bancario que garantice la devolución de los anticipos abonados por los compradores. Con ello, y en el supuesto de que una vivienda no sea entregada en plazo o no se llegue a construir, los adquirentes podrán recuperar el total del dinero aportado, impuestos e intereses legales incluidos, reclamando la devolución de dichos importes a la entidad aseguradora o el banco avalista con el que la Promotora o Cooperativa hubiese contratado seguro o aval.

El problema lo encontraríamos cuando la Promotora o Cooperativa insolvente, eludió sus obligaciones, no concertó las garantías que les impone la ley, privando con ello a los compradores de poder recuperar el dinero aportado a través del banco avalista o entidad aseguradora.

La solución nos la brinda la Jurisprudencia del Tribunal Supremo con la posibilidad de reclamar a la entidad bancaria donde los compradores ingresaron los pagos a cuenta de la vivienda.  Así, el Tribunal Supremo dictó el pasado  21 de diciembre de 2015 una sentencia que ha sentado jurisprudencia y que declara que las entidades de crédito que admitan ingresos de los compradores en una cuenta del promotor o cooperativa, sin verificar la existencia de un seguro o aval bancario, responderán frente a los compradores por el total de las cantidades anticipadas e ingresadas en la cuenta o cuentas que el promotor tenga abiertas en dicha entidad, por incumplimiento del deber de vigilancia al que les obligaba el art. 1.2 de la Ley 57/68.

Como conclusión, cabe destacar que la legislación y Jurisprudencia nos ofrecen diversas posibilidades para recuperar el dinero invertido cuando se ha frustrado la compra de una vivienda sobre plano, aunque siempre hay que contar con un asesoramiento experto para elegir la opción de reclamación más adecuada, a cada supuesto concreto.

¿Necesitas asesoramiento sobre cooperativas de viviendas y promociones en quiebra?:

Solicita ahora más información sobre nuestros servicios de asesoramiento a compradores de viviendas que necesitan reclamar a bancos y seguros.

En la mayoría de los casos, la compra de una vivienda sobre plano o en construcción puede suponer un ahorro en lo que se refiere al precio de la misma. Sin embargo, también entraña mayores riesgos para los compradores que la adquisición de una vivienda ya terminada. La compra de una vivienda en construcción implica el desembolso anticipado de una serie de cantidades a cuenta del precio final de la misma, por lo que es conveniente que se tengan en cuenta una serie de recomendaciones con el fin de que podamos recuperar el dinero invertido, en el supuesto de que la vivienda no se inicie o entregue en el plazo convenido.

A continuación, indicamos cinco consejos a tener en cuenta si está pensando adquirir una vivienda sobre plano:

1. Es de vital importancia que el contrato de compraventa contenga una indicación expresa de la fecha en la que la vivienda deberá ser entregada, y de la posibilidad de resolver el contrato, en caso de incumplimiento de dicho plazo. La falta de fijación expresa de un plazo de entrega supondrá la dificultad o imposibilidad de reclamar, en el supuesto de que se produzca un retraso en los plazos a los que la Promotora se había comprometido.

2. Pese a que parezca una obviedad, el contrato de compraventa debe ser claro y concreto en lo que se refiere, tanto al precio de la vivienda como a la forma de pago del mismo. Por otro lado, es muy conveniente que el comprador conserve la totalidad de los justificantes de dichos pagos.

3. Continuando con el precio y la forma de pago, es imprescindible que el contrato indique un número de cuenta en la que abonar los anticipos, y que la misma sea una cuenta especial, esto es, que el Promotor sólo pueda disponer de los saldos de la misma para las atenciones propias de la construcción de las viviendas, y con separación de cualesquiera otros fondos. Como es lógico, todos los pagos que el comprador realice deberán depositarse en dicha cuenta, por lo que es aconsejable que tengamos justificación bancaria de que todos los pagos que realicemos se han ingresado en la cuenta especial, y por supuesto, no es recomendable realizar pagos en efectivo.

4. Es imprescindible verificar que la edificación cuenta con las preceptivas licencias urbanísticas, máxime tras la nueva regulación dada a las cantidades anticipadas para la compra de una vivienda, y la exigencia de que la construcción cuente con licencia de edificación para que las mismas queden garantizadas.

5. Es un requisito esencial que el Promotor haya contratado un seguro de entregas a cuenta o aval bancario que garantice la devolución de las cantidades, que se adelanten a cuenta del precio de la vivienda, para el supuesto de que la construcción no se inicie o no finalice en los plazos pactados.

Desde El Defensor de tu Vivienda aconsejamos que todo aquel que vaya a comprar una vivienda sobre plano se asesore con abogados expertos para evitar que en un futuro pueda tener problemas a la hora de recuperar el dinero invertido si la promotora no le entrega la vivienda.

Los afectados por una vivienda no entregada, que adquirieron una casa antes del 31 de diciembre de 2015, tienen como máximo hasta octubre de 2020 para poder reclamar, por vía civil, el dinero invertido por la compra de una vivienda que nunca les han entregado. (más…)

Cuando se compra una vivienda sobre plano, el promotor suele cobrar las cantidades a cuenta del precio de la vivienda de manera anticipada. Por tanto, para proteger al comprador el promotor estaba obligado, en base a la Ley 57/68 derogada el 31 de diciembre de 2015, a contratar un aval o seguro para cubrir las aportaciones a cuenta de los compradores en caso de que las viviendas no se entreguen en el plazo pactado.

(más…)

LLÁMANOS GRATIS AHORA

O si prefieres te llamamos nosotros