Categoría: Promotoras de viviendas

En ocasiones, podemos encontrarnos con una situación en la que pese a haber obtenido una sentencia condenatoria frente a la promotora, o haber llegado a un acuerdo en donde se reconoce el incumplimiento por parte de ésta, no es posible recuperar las cantidades aportadas por la compra de una vivienda no entregada. Esto puede darse por tres motivos:

  • La promotora es insolvente y no puede devolver las cantidades a los compradores.
  • La promotora está en concurso de acreedores.
  • O bien, se ha llegado a firmar un convenio, pero el mismo ha sido incumplido y sólo han sido recuperados una parte de los importes abonados a cuenta de la vivienda. En este último supuesto en el que se haya llegado a un acuerdo con la promotora, pero el mismo haya sido incumplido, los intereses comenzarán a computar desde la fecha de incumplimiento por la promotora.

Sin embargo, en todos estos casos, no está todo perdido. Es posible reclamar por incumplimiento del deber de vigilancia que establecía la Ley 57/68 a la entidad bancaria donde se depositaron las aportaciones, la devolución de las mismas, bien de todas ellas o por el restante que no hubiese devuelto la promotora.

También es importante tener en cuenta que no es necesario esperar a que la promotora sea insolvente para poder reclamar las cantidades al banco, pues será en ejecución de sentencia donde éste pueda oponer lo que a su derecho convenga para evitar que se perciban cantidades por duplicado.

Es necesario además conservar los justificantes de pago de aquellas cantidades que han sido devueltas por la promotora, así como toda aquella documentación derivada del procedimiento de reclamación que se haya llevado a cabo, bien de manera extrajudicial o judicial.

En El Defensor de tu Vivienda somos expertos en este tipo de reclamaciones. Si entregaste cantidades a cuenta de una vivienda y no tienes ni la vivienda ni has recuperado todas las cantidades, no dudes en contactar con nosotros en el teléfono 910 323 636 o a través del formulario de nuestra web.

La compra de una vivienda sobre plano, bien a través de una Promotora o de una Cooperativa, entraña un mayor riesgo e incertidumbre, que la adquisición de una vivienda ya construida, ya que puede darse la circunstancia de que el proyecto promotor no llegue a buen fin, o en su caso, que no se concluyan y entreguen las viviendas en el plazo previsto.

Ante esta circunstancia, hay que destacar que los compradores y/o cooperativistas están amparados por la Ley 57/68, una norma protectora de sus derechos, que, aunque actualmente se encuentra derogada, sigue protegiendo los pagos realizados antes del 1 de enero de 2016.

Dicha norma, que surge como freno a los abusos cometidos en las compraventas de viviendas sobre plano, establece una serie de garantías con el fin de que los compradores puedan recuperar el dinero invertido en la adquisición de sus viviendas, si las mismas no llegan a construirse o no se entregan en la fecha pactada.

Así, es de cumplimiento imperativo y obligatorio que los Promotores o Cooperativas contraten un seguro o aval bancario que garantice la devolución de los anticipos abonados por los compradores. Con ello, y en el supuesto de que una vivienda no sea entregada en plazo o no se llegue a construir, los adquirentes podrán recuperar el total del dinero aportado, impuestos e intereses legales incluidos, reclamando la devolución de dichos importes a la entidad aseguradora o el banco avalista con el que la Promotora o Cooperativa hubiese contratado seguro o aval.

El problema lo encontraríamos cuando la Promotora o Cooperativa insolvente, eludió sus obligaciones, no concertó las garantías que les impone la ley, privando con ello a los compradores de poder recuperar el dinero aportado a través del banco avalista o entidad aseguradora.

La solución nos la brinda la Jurisprudencia del Tribunal Supremo con la posibilidad de reclamar a la entidad bancaria donde los compradores ingresaron los pagos a cuenta de la vivienda.  Así, el Tribunal Supremo dictó el pasado  21 de diciembre de 2015 una sentencia que ha sentado jurisprudencia y que declara que las entidades de crédito que admitan ingresos de los compradores en una cuenta del promotor o cooperativa, sin verificar la existencia de un seguro o aval bancario, responderán frente a los compradores por el total de las cantidades anticipadas e ingresadas en la cuenta o cuentas que el promotor tenga abiertas en dicha entidad, por incumplimiento del deber de vigilancia al que les obligaba el art. 1.2 de la Ley 57/68.

Como conclusión, cabe destacar que la legislación y Jurisprudencia nos ofrecen diversas posibilidades para recuperar el dinero invertido cuando se ha frustrado la compra de una vivienda sobre plano, aunque siempre hay que contar con un asesoramiento experto para elegir la opción de reclamación más adecuada, a cada supuesto concreto.

¿Necesitas asesoramiento sobre cooperativas de viviendas y promociones en quiebra?:

Solicita ahora más información sobre nuestros servicios de asesoramiento a compradores de viviendas que necesitan reclamar a bancos y seguros.

Los afectados por una vivienda no entregada, que adquirieron una casa antes del 31 de diciembre de 2015, tienen como máximo hasta octubre de 2020 para poder reclamar, por vía civil, el dinero invertido por la compra de una vivienda que nunca les han entregado. (más…)

Cuando se compra una vivienda sobre plano, el promotor suele cobrar las cantidades a cuenta del precio de la vivienda de manera anticipada. Por tanto, para proteger al comprador el promotor estaba obligado, en base a la Ley 57/68 derogada el 31 de diciembre de 2015, a contratar un aval o seguro para cubrir las aportaciones a cuenta de los compradores en caso de que las viviendas no se entreguen en el plazo pactado.

(más…)

Hace unas semanas explicábamos en otro post qué es el deber de vigilancia del banco, entendido este como la obligación que le imponía la Ley 57/68 a las entidades financieras de verificar que las promotoras y cooperativas de vivienda tuvieran contratado un seguro o aval bancario para garantizar la devolución de las aportaciones de los compradores y cooperativistas en caso de que las casas no se entregasen en los plazos pactados con estos. Con lo que se abre la vía para las reclamaciones contra los bancos por la compra fallida de vivienda sobre plano.  (más…)

En esta ocasión, la buena noticia llega para los afectados de la promoción LA CERCA NUEVA, de Ituero y Lama, Segovia, quienes, tras manifestar no haber alcanzado ningún acuerdo con Bankia, han acudido a los tribunales para solicitar las cantidades entregadas para la construcción de sus viviendas, la cual nunca llegó a buen fin.

Como hemos explicado en diferentes publicaciones, la protección de la Ley 57/68 a todos aquellos compradores que compran vivienda sobre plano cuenta como motivación esencial la protección de la persona que ha puesto en juego sumas de dinero para la compra de una vivienda -bien generalmente esencial para la vida-, que está en fase de planificación o construcción», por lo que, «para su aplicación, únicamente se exige como condición indispensable, que se hayan entregado sumas determinadas en concreto y que la construcción de la vivienda no se inició o no se concluyó.

Aunque principalmente la responsabilidad puede recaer sobre la promotora, no exime a las entidades bancarias de las cuentas destino, a comprobar la existencia de Aval bancario o seguro que garantice dichas aportaciones realizadas exclusivamente para la construcción de las viviendas. Esta responsabilidad, la explica correctamente el magistrado en la sentencia a la que nos referimos, “En las compraventas de viviendas regidas por la Ley 57/1968 las entidades de crédito que admitan ingresos de los compradores en una cuenta del promotor sin exigir la apertura de una cuenta especial y la correspondiente garantía responderán frente a los compradores por el total de las cantidades anticipadas por los compradores e ingresadas en la cuenta o cuentas que el promotor tenga abiertas en dicha entidad». De lo que se desprende que la exigencia de esa responsabilidad comprende todas las cantidades anticipadas e ingresadas en la cuenta abierta por la promotora en la entidad demandada, sin distinción ni necesidad de imputación alguna.

Aunque la entidad Bancaria, en este caso BANKIA S.A, no ha negado la existencia de la cuenta creada para realizar los ingresos de los compradores, con una mínima diligencia hubiera podido cumplir con su obligación de depositario de identificar el origen de los ingresos y en consecuencia no debió consentir el ingreso de los anticipos efectuados como pago a cuenta del precio de compra sin exigir las garantías previstas en la ley.

Tras aportar numerosas pruebas donde se acreditan el destino de los pagos, el juez designado para el procedimiento reconoce que BANKIA S.A debe hacer frente a las devoluciones, al absorber a la entidad financiera que en su momento incumplió con el mencionado deber de vigilancia. Aunque se requirió judicialmente que la parte demandada aportara el contrato de apertura de cuenta y extractos de movimientos, BANKIA respondió indicando que los datos solicitados no correspondían a la entidad financiera, sino a la entidad de la que fue sucesora; hecho que fue irrelevante a la hora de emitir el fallo que le condenaba a devolver el importe total de las aportaciones mas los intereses legales devengados.

Una nueva victoria de todos aquellos afectados de la mano del equipo de El Defensor de tu Vivienda.

Si te encuentras en una situación similar, no dudes en contactarnos en el teléfono 910 32 36 36 o a través de nuestro formulario web.

Carteles publicitarios de promociones de viviendas en solares abandonados, esqueletos de construcciones a medio hacer, casas terminadas sin habitar durante años y años. Esa es la situación dramática que sufren los miles de afectados que han perdido todo su dinero en la compra de una vivienda sobre plano. (más…)

Las sentencias en favor de los compradores de vivienda sobre plano no dejan de sucederse en nuestros juzgados. En esta ocasión, un comprador de vivienda afectado por la promotora Villa 2001, que adquirió una vivienda en la localidad de Galapagar (Madrid), ha recuperado todas las cantidades aportadas en pago de una casa que nunca le han entregado gracias a la sentencia que ha dictado el Juzgado de Primera Instancia Nº 42 de Madrid quien ha condenado a Banco Caja España a devolver el dinero invertido por la compra de una vivienda. (más…)

La compra de vivienda sobre plano constituye una decisión de trascendental importancia. El comprador que adquiere su vivienda a través de este método, lo primero que necesita saber, y con certeza, es cuándo se la entregarán, pues del plazo de entrega dependerán a buen seguro circunstancias vitales para el comprador (vivir de alquiler, compromisos conyugales, etc.).

De ahí que el plazo de entrega se erija en condición esencial del contrato para el comprador, habida cuenta además de la situación en que se encuentra éste, al haber desembolsado importantes sumas de dinero a la espera de un bien, la vivienda, que aún no tiene, con la consiguiente incertidumbre. La debida tutela jurídica del comprador de vivienda y el riesgo de que se produzcan eventualidades que pongan en riesgo las cantidades entregadas, exige que éste cuente con mecanismos eficaces para la defensa de sus intereses.

A esa finalidad responde el derecho que el comprador tiene a resolver el contrato de compraventa cuando se produce el retraso en la entrega, y que la Ley 57/68 reconoce. En tal caso, comunicada la resolución al promotor por tal causa, este está obligado a restituir al comprador todas las cantidades que hubiera entregado a cuenta del precio, con los intereses legales de dichas cantidades desde que se pagaron.

La resolución opera de manera automática, una vez acreditado el retraso en la entrega de la vivienda que constituye su único presupuesto. Y para garantizar esa restitución a la que el promotor está obligado cuando el comprador ejercita su derecho a resolver el contrato, y de ese modo conjurar la eventualidad de que la promotora no pueda afrontar sus responsabilidades, la Ley le exigía igualmente la contratación de seguro o aval con entidad aseguradora o entidad de crédito a quien el comprador podrá dirigirse directamente reclamando esa restitución de las cantidades aportadas.

Desde El Defensor de tu Vivienda nos ponemos a su disposición para resolverle cualquier duda que pueda tener respecto de este tipo de reclamaciones.

LLÁMANOS GRATIS AHORA

O si prefieres te llamamos nosotros