Etiqueta: abogados cooperativas de viviendas

La compra de una vivienda sobre plano, bien a través de una Promotora o de una Cooperativa, entraña un mayor riesgo e incertidumbre, que la adquisición de una vivienda ya construida, ya que puede darse la circunstancia de que el proyecto promotor no llegue a buen fin, o en su caso, que no se concluyan y entreguen las viviendas en el plazo previsto.

Ante esta circunstancia, hay que destacar que los compradores y/o cooperativistas están amparados por la Ley 57/68, una norma protectora de sus derechos, que, aunque actualmente se encuentra derogada, sigue protegiendo los pagos realizados antes del 1 de enero de 2016.

Dicha norma, que surge como freno a los abusos cometidos en las compraventas de viviendas sobre plano, establece una serie de garantías con el fin de que los compradores puedan recuperar el dinero invertido en la adquisición de sus viviendas, si las mismas no llegan a construirse o no se entregan en la fecha pactada.

Así, es de cumplimiento imperativo y obligatorio que los Promotores o Cooperativas contraten un seguro o aval bancario que garantice la devolución de los anticipos abonados por los compradores. Con ello, y en el supuesto de que una vivienda no sea entregada en plazo o no se llegue a construir, los adquirentes podrán recuperar el total del dinero aportado, impuestos e intereses legales incluidos, reclamando la devolución de dichos importes a la entidad aseguradora o el banco avalista con el que la Promotora o Cooperativa hubiese contratado seguro o aval.

El problema lo encontraríamos cuando la Promotora o Cooperativa insolvente, eludió sus obligaciones, no concertó las garantías que les impone la ley, privando con ello a los compradores de poder recuperar el dinero aportado a través del banco avalista o entidad aseguradora.

La solución nos la brinda la Jurisprudencia del Tribunal Supremo con la posibilidad de reclamar a la entidad bancaria donde los compradores ingresaron los pagos a cuenta de la vivienda.  Así, el Tribunal Supremo dictó el pasado  21 de diciembre de 2015 una sentencia que ha sentado jurisprudencia y que declara que las entidades de crédito que admitan ingresos de los compradores en una cuenta del promotor o cooperativa, sin verificar la existencia de un seguro o aval bancario, responderán frente a los compradores por el total de las cantidades anticipadas e ingresadas en la cuenta o cuentas que el promotor tenga abiertas en dicha entidad, por incumplimiento del deber de vigilancia al que les obligaba el art. 1.2 de la Ley 57/68.

Como conclusión, cabe destacar que la legislación y Jurisprudencia nos ofrecen diversas posibilidades para recuperar el dinero invertido cuando se ha frustrado la compra de una vivienda sobre plano, aunque siempre hay que contar con un asesoramiento experto para elegir la opción de reclamación más adecuada, a cada supuesto concreto.

¿Necesitas asesoramiento sobre cooperativas de viviendas y promociones en quiebra?:

Solicita ahora más información sobre nuestros servicios de asesoramiento a compradores de viviendas que necesitan reclamar a bancos y seguros.

Todo cooperativista que compró una vivienda sobre plano antes del 31 de diciembre de 2015, incluso los que adquirieron una vivienda de protección pública, cuentan con la especial protección de la Ley 57/68, a la hora de poder recuperar las aportaciones efectuadas, a cuenta del precio final de la vivienda, si esta no se inicia o finaliza en los plazos convenidos. (más…)

¿Eres un cooperativista afectado del Residencial Los Molinos?

En El Defensor de tu Vivienda sabemos cómo podemos ayudarte a recuperar el dinero aportado a la cooperativa Residencial Los Molinos.

Conocemos perfectamente la situación de la cooperativa, ya que tenemos un grupo de afectados al que estamos ayudando a través de una demanda judicial en reclamación de su dinero, más los intereses legales correspondientes.

Las viviendas que la cooperativa Residencial Los Molinos proyectó construir en la localidad de Moraleja de Enmedio (Madrid) deberían haberse entregado en el año 2012, pero a día de hoy, los socios cooperativistas de la Cooperativa no disponen de sus viviendas, ni tampoco han podido recuperar las cantidades aportadas. Es más, la Cooperativa todavía no ha comenzado a construir las viviendas.

Solución para los socios cooperativistas del Residencial Los Molinos

En la mayoría de los casos, los cooperativistas de vivienda sí disponen de una vía para recuperar las aportaciones que hicieron en pago de las viviendas que nunca llegaron a entregarles.

Esta vía es la civil, ya que la Ley 57/68 exigía a las cooperativas y promotoras de vivienda contratar un seguro o aval bancario que garantizara la devolución de las cantidades aportadas por los cooperativistas en caso de que las viviendas no se entregasen en el plazo pactado.

La cooperativa Residencial Los Molinos cumplió con las obligaciones que les exigía la citada Ley y contrató un seguro con ASEFA. Por ello, consideramos que los cooperativistas de vivienda de la cooperativa Residencial Los Molinos pueden recuperar sus aportaciones reclamando a la aseguradora, ya que las viviendas no se han entregado en el plazo pactado y es dicha entidad, la responsable de responder frente a los cooperativistas.

En El Defensor de tu Vivienda hemos presentado una demanda contra ASEFA que permitirá a los cooperativistas, no sólo recuperar todo el dinero que abonaron a la cooperativa, sino también los intereses de dichas cantidades.

Si tú eres uno de los cooperativistas afectados por la cooperativa Metropolitan y estás interesado/a en recuperar tu dinero, no dudes en ponerte en contacto con nosotros llamándonos al 910 323 636 o a través del formulario de nuestra web.

Puedes contarnos tu caso para que lo estudiemos y te informemos sin ningún tipo de coste o compromiso para ti.

 

La Cooperativa Metropolitan, compuesta por 443 familias, no obtiene por el momento la aprobación del ayuntamiento de Madrid, y se ve en la encrucijada de no cumplir los plazos dados a los cooperativistas para la entrega de sus viviendas.

Tras presentar el pasado mes de octubre ante el Ayuntamiento la documentación requerida en cumplimiento a los ajustes presentados junto a Metro de Madrid para dar respuesta a la solicitud de los técnicos del Ayuntamiento, el consistorio ha vuelto a dar carpetazo al proyecto urbanístico porque las cocheras incumplen la condición de situarse bajo rasante y la de ofrecer la máxima permeabilidad peatonal entre el parque y las calles perimetrales, como establece el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Los cooperativistas, que han puesto una media de 120.000 euros, han presentado un recurso en defensa de sus viviendas, por lo que el Ayuntamiento de Madrid cuenta hasta el 4 de febrero para contestar a la cooperativa.

Una solución

Desde El Defensor de tu Vivienda esperamos que el Ayuntamiento de luz verde al proyecto urbanístico que permita la construcción de las viviendas. No obstante, estamos informando a todos los cooperativistas que busquen una solución a su problema para que, en caso de que no se cumplan los plazos de entrega de las viviendas, puedan recuperar todas las aportaciones más los intereses legales correspondientes.

Es importante que los afectados busquen un buen asesoramiento antes de tomar una decisión o firmar cualquier documento respecto a su continuación o no en la cooperativa, ya que esto puede impedir que posteriormente se pueda presentar una reclamación que le permita recuperar sus aportaciones.

Si tú eres uno de los cooperativistas afectados por la cooperativa Metropolitan y estás interesado/a en recuperar tu dinero, no dudes en ponerte en contacto con nosotros llamándonos al 910 323 636 o a través del formulario de nuestra web.

Puedes contarnos tu caso para que lo estudiemos y te informemos sin ningún tipo de coste o compromiso para ti.

La Ley 57/68 permitía, a quienes habían perdido sus ahorros al tratar de una comprar una vivienda sobre plano, reclamar su dinero al seguro o banco que debía de responder por ello.

Es por ello que la derogación de la Ley 57/68 a partir del 1 de enero de 2016, causó y sigue produciendo una gran preocupación en los que, en su día entregaron cantidades para el pago de una vivienda que nunca les fue entregada, pues muchos de éstos temen haber perdido su oportunidad de recuperar ese dinero.

Pues bien, para tranquilidad del comprador, es preciso aclarar que el hecho de que la Ley 57/68 haya sido suprimida, no implica que dicha eliminación tenga “efectos retroactivos”.

Debiendo explicarse que la irretroactividad de la supresión de Ley 57/68, significa que ésta ya no se aplicará a las compras de vivienda sobre plano posteriores al 1 de enero de 2016, pero no dejará de aplicarse a las anteriores, de modo que quien compró una vivienda sobre plano antes del 1 de enero de 2016 no verá disminuidos sus derechos. Y ello por tres razones fundamentales:

En primer lugar, porque, como regla general, y tal y como establece el artículo 2.3 de nuestro Código Civil: “Las leyes no tendrán efecto retroactivo si no dispusieren lo contrario”.

En segundo lugar, porque la Ley por la que se eliminó la Ley 57/68, tampoco establece la retroactividad de la derogación.

Y en tercer lugar porque el artículo 9.3 de la Constitución Española, prohíbe la retroactividad de las leyes restrictivas de derechos individuales, y lo cierto es que la nueva normativa limita los derechos de los cooperativistas y compradores de viviendas.

Razonamiento éste que es el seguido por nuestros tribunales. En este sentido se ha pronunciado recientemente la Audiencia Provincial de Burgos que, en su sentencia de 15 noviembre de 2016, “rechaza de plano y sin más comentarios” la pretensión de una entidad bancaria de que se aplique con carácter retroactivo la derogación de la Ley 57/68.

En todo caso, debe igualmente explicarse que quien compra una vivienda antes o durante su construcción, no se encuentra ahora totalmente desprotegido, pues la antigua Ley 57/68 ha sido sustituida por la nueva Disposición Adicional Primera de la Ley de Ordenación de la Edificación, que no obstante, es mucho menos protectora de los derechos de los cooperativistas o adquirentes de una vivienda sobre plano.

En consecuencia, el consejo que ofrecemos desde El Defensor de Tu Vivienda es que busques un asesoramiento experto, puesto que es más que probable que si adquiriste una vivienda, a través de una cooperativa o promotora, y te encuentras sin dinero y sin casa, estés aún amparado por la Ley 57/68, y aún en el caso de que no lo estés, podemos asesorarte para que recuperes el dinero invertido.

¿Necesitas asesoramiento sobre cooperativas de viviendas y promociones en quiebra?:

Solicita ahora más información sobre nuestros servicios de asesoramiento a compradores de viviendas que necesitan reclamar a bancos y seguros.

  • Ponte en contacto con nosotros a través del formulario de nuestra web.
  • Llámanos  al 910 323 636 

 

El comprador de una vivienda sobre plano que no puede recuperar el dinero aportado dado que, no existe seguro o aval bancario que garantice la devolución de las aportaciones que, en su día, realizó tiene la opción de recuperar su dinero reclamando al banco donde se hicieron los pagos.

Esta obligación del banco a indemnizar está basada en un incumplimiento de su deber de vigilancia puesto que, tal y como le obliga la Ley 57/68, y actualmente la DA 1ª de la LOE, debería haber cuidado de que el Promotor o la Cooperativa contratase un seguro o aval bancario que garantizase la devolución de los importes abonados, cuando existe retraso en la entrega de una vivienda o cuando la promoción no llega a buen fin.

Pero ¿qué plazo tienen los compradores para hacer esta reclamación? ¿Puedo reclamar al banco si compré la vivienda hace varios años?

El Tribunal Supremo, en su sentencia de 16 de enero de 2015, concluyó que el plazo del que dispone el comprador para reclamar al banco, por este incumplimiento del deber de vigilancia, es de 15 años, conforme entonces establecía el artículo 1.964 del Código Civil.  Asimismo, el Alto Tribunal en dicha resolución vino a establecer que dicho plazo comienza a contar desde que se produce el daño para comprador, esto es, cuando éste no logra recuperar su dinero del vendedor y, además, se entera de que no se contrató ningún seguro o aval bancario que garantizase las cantidades que adelantó a cuenta de la vivienda.

Ahora bien, debemos indicar que dicho plazo se ha visto reducido a 5 años, al haber sido modificado el citado artículo 1.964 del Código Civil en fecha 7 de octubre de 2015.

¿Debe entenderse, por lo tanto, que los compradores sólo tienen cinco años para reclamar a la entidad bancaria? La respuesta no es tan sencilla, por lo que ponemos tres ejemplos para aclarar esta ardua cuestión:

1º.  Si ese daño, para el comprador (o conocimiento de que no puede recuperar el dinero invertido), se produjo antes del 7 de octubre de 2005, el plazo para reclamar sería de 15 años desde entonces. (Ejemplo: Si ocurrió con fecha 3 de mayo de 2003, el plazo que tendrían para reclamar sería hasta el 3 de mayo de 2018).

2º. En el caso de que el daño se produjese entre el 7 de octubre de 2005 y el 7 de octubre de 2015, podrán reclamar hasta el 7 de octubre de 2020. (Ejemplo: Si el comprador o cooperativista conoció, con fecha 3 de mayo de 2012, que no puede recuperar su dinero, podrá presentar reclamación judicial hasta el día 7 de octubre de 2020).

3º. Por último, si el comprador fue conocedor de dicha circunstancia después del 7 de octubre de 2015, tendrá cinco años para interponer la reclamación frente al banco. (Ejemplo: Si al comprador o cooperativista se comunica la falta de seguro o aval el día 3 de mayo de 2016, tendrá de plazo hasta el 3 de mayo de 2021 para realizar su reclamación).

Como conclusión, podemos afirmar que, aun cuando la compra se produjese hace varios años, es muy probable que usted esté aún en plazo para reclamar al banco, por cuanto el plazo para ello es, al menos, de 5 años, que no comienzan sino hasta que se descubre la inexistencia de seguro o aval.

Por lo tanto, es imprescindible contar con un asesoramiento experto en la materia para que usted recupere un dinero que, a lo mejor, había dado por perdido.

¿Necesitas asesoramiento sobre cooperativas de viviendas y promociones en quiebra?:

Solicita ahora más información sobre nuestros servicios de asesoramiento a compradores de viviendas que necesitan reclamar a bancos y seguros.

  • Ponte en contacto con nosotros a través del formulario de nuestra web.
  • Llámanos al 910 323 636 

Para finalizar el año y a modo de resumen, os dejamos una relación de los cinco artículos más leídos en la web de El Defensor de tu Vivienda durante el año 2016.

En 2017 seguiremos luchando por lo que es tuyo.

Es importante conocer, antes de incorporarse a una cooperativa, cuál es y será la responsabilidad económica del socio, en relación con las deudas de la cooperativa.

En primer lugar, hay que recordar que una cooperativa de viviendas es un instrumento de autopromoción colectiva. Desde ese punto de partida, y puesto que se reduce el número de intermediarios, al menos en principio, debe influir en el precio de las viviendas, que debería ser inferior al de una vivienda construida y comercializada por una promotora privada.

Los socios de una cooperativa aportan dinero de dos formas distintas: una mínima parte al capital social, y otra mucho más considerable, como entregas a cuenta de la vivienda.

Como regla general, y en lo que respecta a la propia cooperativa, la misma responderá de sus deudas con todo su patrimonio presente y futuro.

Por el contrario, y en lo que respecta a la responsabilidad de los socios por las deudas sociales, como regla general, queda limitada al importe nominal de las aportaciones al capital social. Pero esta regla general tiene, como no puede ser de otro modo, sus excepciones. Así, si los Estatutos lo prevén, podrá exigirse una responsabilidad adicional del socio para el caso de insolvencia de la Cooperativa e incluso una responsabilidad ilimitada, por las deudas sociales, responsabilidad que será mancomunada, salvo previsión contraria de los Estatutos.

En este punto nos encontramos con que la cooperativa se asimila a una comunidad de bienes, en los que los comuneros tienen una obligación ilimitada y solidaria. Por tanto, podemos señalar que los socios pueden responder de las deudas de la cooperativa de viviendas, en caso de insolvencia de la misma y frente a los acreedores de ésta, hasta el valor de sus viviendas.

Como conclusión, cabe señalar que los socios responden con sus aportaciones solo al capital social, y no con lo aportado a cuenta de la vivienda, salvo que los estatutos establezcan otra cosa.

¿Necesitas asesoramiento sobre cooperativas de viviendas y promociones en quiebra?:

Solicita ahora más información sobre nuestros servicios de asesoramiento a compradores de viviendas que necesitan reclamar a bancos y seguros.

imagen | vía

En primer lugar, hemos de partir de la base de que en una Cooperativa rige el principio de puertas abiertas, esto es, que existe absoluta libertad para que el socio abandone el proyecto cooperativo, en cualquier momento.

Así, existirían tres causas o motivos para causar baja en una Cooperativa:

1. Primero, podemos encontrarnos con la baja obligatoria, que se produce por la pérdida de los requisitos para ser socio establecidos en la Ley o en los Estatutos. Hay que significar que, en el caso de cooperativas de viviendas, esta baja es muy infrecuente, puesto que los requisitos suelen ceñirse, exclusivamente, al desembolso de la aportación al capital social, y normalmente se trata de un importe bastante bajo. En este caso, el plazo máximo para la devolución de las aportaciones será de 3 años.

Dentro de este tipo de bajas se puede encuadrar la baja por el fallecimiento de un socio, aquí el plazo se reduce a 1 año, a no ser que en dicho plazo no haya podido ser acreditada la condición de heredero

2. En segundo lugar, puede producirse la baja de una cooperativa por expulsión, que podrá ser acordada por la comisión, por parte del socio, de una falta muy grave tipificada en los estatutos. Es aquí donde encontramos el plazo más amplio, puesto que la Cooperativa tiene un periodo máximo de 5 años para proceder a devolver las aportaciones.

3. Por último, puede darse una baja voluntaria, y tanto si es  justificada o no justificada, el plazo para la devolución viene establecido en un máximo de 3 años.

En resumen, y como conclusión, el plazo máximo para la devolución al socio de sus aportaciones es de 5 años, en caso de expulsión, pasando a ser de 3 años, si se ha causado baja por cualquier otro motivo y reduciéndose a 1 año, en caso de fallecimiento.

¿Necesitas asesoramiento sobre cooperativas de viviendas y promociones en quiebra?:

Solicita ahora más información sobre nuestros servicios de asesoramiento a compradores de viviendas que necesitan reclamar a bancos y seguros.

LLÁMANOS GRATIS AHORA

O si prefieres te llamamos nosotros