Etiqueta: cuenta especial

En la mayoría de los casos, la compra de una vivienda sobre plano o en construcción puede suponer un ahorro en lo que se refiere al precio de la misma. Sin embargo, también entraña mayores riesgos para los compradores que la adquisición de una vivienda ya terminada. La compra de una vivienda en construcción implica el desembolso anticipado de una serie de cantidades a cuenta del precio final de la misma, por lo que es conveniente que se tengan en cuenta una serie de recomendaciones con el fin de que podamos recuperar el dinero invertido, en el supuesto de que la vivienda no se inicie o entregue en el plazo convenido.

A continuación, indicamos cinco consejos a tener en cuenta si está pensando adquirir una vivienda sobre plano:

1. Es de vital importancia que el contrato de compraventa contenga una indicación expresa de la fecha en la que la vivienda deberá ser entregada, y de la posibilidad de resolver el contrato, en caso de incumplimiento de dicho plazo. La falta de fijación expresa de un plazo de entrega supondrá la dificultad o imposibilidad de reclamar, en el supuesto de que se produzca un retraso en los plazos a los que la Promotora se había comprometido.

2. Pese a que parezca una obviedad, el contrato de compraventa debe ser claro y concreto en lo que se refiere, tanto al precio de la vivienda como a la forma de pago del mismo. Por otro lado, es muy conveniente que el comprador conserve la totalidad de los justificantes de dichos pagos.

3. Continuando con el precio y la forma de pago, es imprescindible que el contrato indique un número de cuenta en la que abonar los anticipos, y que la misma sea una cuenta especial, esto es, que el Promotor sólo pueda disponer de los saldos de la misma para las atenciones propias de la construcción de las viviendas, y con separación de cualesquiera otros fondos. Como es lógico, todos los pagos que el comprador realice deberán depositarse en dicha cuenta, por lo que es aconsejable que tengamos justificación bancaria de que todos los pagos que realicemos se han ingresado en la cuenta especial, y por supuesto, no es recomendable realizar pagos en efectivo.

4. Es imprescindible verificar que la edificación cuenta con las preceptivas licencias urbanísticas, máxime tras la nueva regulación dada a las cantidades anticipadas para la compra de una vivienda, y la exigencia de que la construcción cuente con licencia de edificación para que las mismas queden garantizadas.

5. Es un requisito esencial que el Promotor haya contratado un seguro de entregas a cuenta o aval bancario que garantice la devolución de las cantidades, que se adelanten a cuenta del precio de la vivienda, para el supuesto de que la construcción no se inicie o no finalice en los plazos pactados.

Desde El Defensor de tu Vivienda aconsejamos que todo aquel que vaya a comprar una vivienda sobre plano se asesore con abogados expertos para evitar que en un futuro pueda tener problemas a la hora de recuperar el dinero invertido si la promotora no le entrega la vivienda.

Recientemente, desde nuestro blog, hemos comentado la posibilidad de reclamar al banco en el que se ingresaron las cantidades a cuenta en base a la Ley 57/68, para la compra de una vivienda sobre plano, cuando la cuenta de destino de la entidad Promotora o de la Cooperativa no tenía el carácter de cuenta especial, pero esto nos lleva necesariamente a la siguiente pregunta ¿puede el comprador reclamar a varios bancos si las cantidades fueron ingresadas en diferentes cuentas abiertas en diferentes entidades financieras? (más…)

Multitud de promotoras y cooperativas inmobiliarias han entraron en concursos de acreedores dejando a miles de compradores de vivienda sobre plano en una encrucijada al ver comprometidos los ahorros entregados a cambio de una vivienda no entregada.

No obstante, el comprador tiene a su favor una serie de derechos que le reconoce la Ley 57/68, una ley que ha estado vigente hasta el 31 de diciembre de 2015 y que sigue amparando los derechos de los compradores que adquirieron su vivienda antes de la citada fecha:

  1. Por un lado, reclamar la restitución de las cantidades entregadas con base al seguro o aval que el promotor está obligado a suscribir para estos casos;
  1. En el caso de que el promotor no hubiera constituido seguro o aval (que no es algo infrecuente, desgraciadamente), el comprador puede dirigirse frente al banco a través del que la promotora percibió las entregas a cuenta, por haber incumplido la entidad bancaria el deber de vigilancia que la Ley le impone y haber admitido ingresos en cuenta de compradores sin haber exigido al promotor contratar seguro o aval y aperturar una cuenta especial en la que se debieron canalizar esos ingresos.

En todos estos casos, para que el comprador pueda reclamar sus derechos, es muy importante que se cumplan los siguientes requisitos:

  1. Primero, que previamente comunique al promotor de modo fehaciente (burofax), su voluntad de resolver el contrato de compraventa indicando como motivo la falta de entrega de la vivienda en el plazo establecido, requiriéndole asimismo la devolución de las cantidades entregadas a cuenta.
  2. Una vez realizada esa reclamación previa, el comprador podrá dirigir su reclamación bien al seguro o aval, o bien, de no existir este, al banco en el que se depositaron los anticipos. En este último caso, para que surja la responsabilidad del banco, es preciso:
    • Que las cantidades se hayan ingresado en una cuenta bancaria del promotor;
    • Que la ausencia de las garantías (seguro o aval) impida al comprador percibir del correspondiente banco o seguro la indemnización prevista en la Ley 57/68;
    • Y que el banco no haya cumplido con el deber de control que le impone la Ley 57/68, al no velar por que las entregas a cuenta que los compradores abonaban en las cuentas que el promotor mantenía en el banco estuviesen garantizadas conforme prevé la Ley.

Si tú también estas en una situación similar, nuestro equipo de expertos puede asesorarte, de manera gratuita, buscando la mejor solución para tu caso concreto sin ningún tipo de coste ni compromiso. Puedes contactarnos en el teléfono 910 323 636 o a través del formulario de nuestra web.

LLÁMANOS GRATIS AHORA

O si prefieres te llamamos nosotros