Etiqueta: promoción de viviendas

La cooperativa de viviendas es una asociación de interesados en adquirir una vivienda a precio de coste que se unen, constituyendo una sociedad en la que ponen en común sus aportaciones, para justo “autopromover” la construcción de sus viviendas.

En la promoción directa es el promotor, generalmente una sociedad mercantil, quien vende directamente a los interesados la vivienda.

En la cooperativa, el cooperativista pagará por su vivienda el coste que la misma tenga. Por tanto, si se consigue una buena gestión del proyecto cooperativo “ahorrando” en costes, el cooperativista habrá hecho una buena adquisición y habrá salido beneficiado de “comprar” más barato. Por el contrario, si por lo que sea las cosas se complican y finalmente las viviendas se encarecen por el motivo que sea, también el cooperativista tendrá que pagar más por esa misma vivienda.

En la promoción de viviendas, el comprador pagará el precio que pida el promotor y es el promotor el que corre el riesgo. Es decir, si la promoción sale más cara porque la constructora cobra más o porque hay imprevistos, el resultado será que el promotor tendrá menos beneficio con esa promoción pero el comprador habrá pagado lo mismo.

Para incorporarse como socio a una cooperativa de viviendas es necesario hacer una aportación al capital social. El importe estará regulado en los Estatutos.

Con esto uno adquiere la condición de socio pero para poder optar a tener una vivienda, lo normal es firmar un contrato con la cooperativa y es en ese contrato en el que se regulan las aportaciones que debe hacer el cooperativista, la periodicidad de las mismas, etc. En la práctica, no hay gran diferencia, en cuanto a la forma de pago, entre una cooperativa y una promoción: suele haber una entrada, unas aportaciones mensuales y, finalmente, cuando se produce la entrega de llaves una subrogación en una hipoteca.

La diferencia más relevante, insistimos, es que, mientras que en la compra de vivienda sobre plano a una promoción tú compras una vivienda con un precio cierto y determinado, en la cooperativa, como el cooperativista es autopromotor, la vivienda le saldrá al socio al coste real que haya tenido la misma.

imagen | Idealista

 

¿Necesitas asesoramiento sobre compra de vivienda en cooperativa o promoción?

Solicite ahora más información sobre nuestros servicios de asesoramiento a compradores de viviendas.

LLÁMANOS GRATIS AHORA

O si prefieres te llamamos nosotros