Etiqueta: Promotora vivienda

En los años del boom inmobiliario en los que el sector de la vivienda cayó en una profunda crisis, era más que habitual ver cómo las promotoras presentaban concursos de acreedores por encontrarse en situación de insolvencia, dejando a miles de compradores con una vivienda no entregada y sin todos los ahorros invertidos en ella.  

En esa situación, los compradores de vivienda sobre plano habían entregado importantes cantidades a cuenta del precio de su casa, sin embargo, la promotora nunca podría entregarles su vivienda dado que la situación de concurso no permitía a la promotora culminar las obras de construcción. Además, tampoco podían recuperar dichas cantidades debido a que la promotora no estaba en disposición de hacerlo.

Precisamente para evitar situaciones de desprotección como esta, los compradores de vivienda sobre plano pueden recurrir a la Ley 57/68, vigente hasta el 31 de diciembre de 2015. Esta normativa exigía a los promotores la obligación de suscribir seguro o aval en garantía de la devolución de las cantidades para el caso de que la construcción de la vivienda no se inicie o finalice en el plazo establecido.

Por tanto, lo primero que ha de tener en cuenta el comprador que se encuentra en esa situación es verificar que su promotora había contratado dicho seguro o aval y reclamar a estos la devolución de las cantidades abonadas con sus intereses.

Si, por el contrario, la promotora no hubiese suscrito el seguro o aval, el comprador debe saber que la Ley responsabiliza de la falta de contratación de las garantías a la entidad bancaria a través de la cual la promotora percibió las cantidades a cuenta. Y ello porque el banco, al recibir las aportaciones de los compradores, debió verificar que la promotora contrataba esas garantías. Si no lo hizo, y a causa de ello el comprador no puede recuperar lo que pagó por la falta de seguro o aval, es el banco quien ha de responder frente al comprador, tal y como ha reiterado el Tribunal Supremo en numerosas resoluciones dictadas en interpretación de la Ley 57/68.

En El Defensor de tu Vivienda somos expertos en este tipo de reclamaciones. Si entregaste cantidades a cuenta de una vivienda y no tienes ni la vivienda ni has recuperado las cantidades, no dudes en contactar con nosotros en el teléfono 910 323 636 o a través del formulario de nuestra web Nosotros las recuperaremos por ti.

El día 1 de enero de 2016 se modificó la Disposición Adicional 1ª de la LOE cambiando la normativa que regulaba las cantidades entregadas a cuenta de compra de viviendas sobre plano y quedando, por tanto, derogada la Ley 57/68 que hasta entonces protegía los derechos de los compradores de vivienda no entregada.

Pero ¿qué dice la nueva normativa sobre compra de vivienda sobre plano?

  1. Establece que las promotoras y cooperativas de viviendas deberán garantizar al comprador, mediante un seguro o aval bancario, la devolución de los anticipos, con sus intereses, en caso de que la construcción de la vivienda no llegue a buen fin en el plazo convenido y percibir los anticipos en una cuenta especial. Y se exige a la entidad de crédito donde se abra la cuenta especial, el deber de controlar la existencia de la garantía.
  2. Detalla los requisitos que deben contemplar dicho seguro o aval:
  • SEGURO:
  • Se debe otorgar una póliza individual por cada comprador.
  • El importe garantizado será la cuantía total de los anticipos, con sus impuestos e intereses.
  • Se declara expresamente que será tomador del seguro el promotor, y asegurado el adquirente.
  • La aseguradora no podrá oponer al adquirente la falta de pago de la prima.
  • El contrato de seguro no podrá terminar antes de la fecha pactada de entrega de la vivienda.
  • La aseguradora podrá comprobar los documentos y datos del promotor; y reclamar al promotor las indemnizaciones que abone a los asegurados, a cuyo efecto se subrogará en los derechos de éstos.
  • El siniestro cubierto es el siguiente: que, encontrándose el promotor en mora respecto de su obligación de entrega de la vivienda, no devuelva al adquirente los anticipos, con sus impuestos e intereses, en el plazo de 30 días desde que sea requerido para ello.
  • Al seguro le resultará de aplicación subsidiaria la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro (“Ley del Contrato de Seguro”).
  • AVAL:
  • Se regula el importe garantizado en caso de vivienda no entregada.
  • Se instauran los requisitos para su ejecución, los cuales son los mismos que en el caso del seguro.
  • Se establece un plazo de garantía del aval de dos años, contados desde el incumplimiento por el promotor de la obligación garantizada. Cuestión ésta que requiere un análisis pormenorizado.
  1. Establece que, en los contratos de compraventa deberá hacerse constar expresamente que el promotor se obliga a devolver al comprador los anticipos, con sus intereses, en caso de retraso en la entrega de la vivienda; la identificación de la garantía y del garante; y la designación de la cuenta especial, y la entidad de crédito donde ésta se encuentra.
  2. Dispone que el comprador podrá resolver el contrato, y ejecutar la garantía, cuando el promotor incumpla la fecha de entrega de la vivienda. Si bien el comprador también podrá conceder al promotor una prórroga, mediante la firma de una cláusula adicional al contrato.
  3. Especifica que la garantía quedará cancelada cumplidos dos requisitos: se expida el documento que permita la ocupación de la vivienda y el promotor haya entregado u ofrecido la vivienda al comprador.
  4. Señala que en la publicidad de las viviendas que se vendan sobre plano, será obligatorio hacer constar que el promotor respetará las anteriores reglas, así como la identificación de el garante, y la cuenta especial.
  5. Establece las sanciones a que se podría enfrentar el promotor que infrinja la Disposición Adicional 1ª de la LOE en caso de vivienda no entregada.
  6. Permite que reglamentariamente se determine qué entidades de derecho público no estarán sometidas a esta regulación y se complemente la citada disposición.

En El Defensor de tu Vivienda somos expertos en este tipo de reclamaciones. Si entregaste cantidades a cuenta de una vivienda y no tienes ni la vivienda ni has recuperado las cantidades, no dudes en contactar con nosotros en el teléfono 910 323 636 o a través del formulario de nuestra web Nosotros las recuperaremos por ti.

Existen casos en los que el comprador de vivienda no entregada se encuentra con la desagradable sorpresa de que el promotor ni siquiera llegó a adquirir los terrenos en los que iba a construir su vivienda.

No obstante, esta circunstancia no debe desanimar a los compradores que han perdido su dinero entregándoselo al promotor por aquella vivienda.

La razón es simple. La Ley 57/68, que protege a los compradores de vivienda sobre plano y les permite reclamar, además de a la entidad aseguradora o avalista, a la entidad perceptora de las aportaciones, nos indica cuándo podemos instar estas acciones.

En sí, según esta Ley, podemos ejercer nuestros derechos frente a la aseguradora o al banco cuando se hayan hecho entregas a cuenta y se haya superado el plazo del inicio de las obras o de entrega de la vivienda, sin que uno u otro hayan tenido lugar.

Esto quiere decir que, a efectos de la Ley 57/68, es indiferente que el promotor haya llegado a adquirir o no los terrenos en los que se iban a construir las viviendas o que haya incumplido otra serie de obligaciones que a él le correspondían.

Con todo, ha sido la propia Sala Primera del Tribunal Supremo la que ha confirmado esta interpretación al mencionar en numerosas sentencias que no se admite que recaigan sobre el comprador las consecuencias del incumplimiento del promotor de sus propias obligaciones, llegando este Tribunal a confirmar incluso que la Ley 57/68 permite reclamar directamente a la entidad avalista sin tener que reclamar al promotor por dicho incumplimiento.

En definitiva, si el promotor no ha llegado a comprar los terrenos donde se iba a construir la vivienda, ello no es un obstáculo que impida reclamar las aportaciones a la entidad aseguradora o bancaria en base a la Ley 57/68.

En El Defensor de tu Vivienda somos expertos en este tipo de reclamaciones. Si entregaste cantidades a cuenta de una vivienda y no tienes ni la vivienda ni has recuperado las cantidades, no dudes en contactar con nosotros en el teléfono 910 323 636 o a través del formulario de nuestra web Nosotros las recuperaremos por ti.

Cuando nos planteamos comprar una vivienda sobre plano, nos puede surgir la duda de si decantarnos por acudir a una Promotora o a una Cooperativa de vivienda. Por eso, desde El Defensor de tu Vivienda queremos aclarar las diferencias que existen entre la compra de una vivienda sobre plano en función de estas dos vías: (más…)

Es un escenario bastante habitual que los compradores que confiaron sus ahorros para la adquisición de una vivienda sobre plano que nunca se llegó a construir, sientan desazón y desesperación ya que ven perdida la ocasión de recuperar el dinero invertido al estar la promotora de viviendas desaparecida.

Sin embargo, no hay impedimento alguno para que los afectados puedan recuperar sus aportaciones en los casos en los que la promotora de viviendas esté desaparecida, puesto que la reclamación puede dirigirse frente a la entidad aseguradora o bancaria con las que la Promotora concertó el obligatorio seguro o aval bancario, al amparo de la Ley 57/68.

Como es bien sabido, dicha Ley exige a los vendedores de vivienda sobre plano la necesidad de contratar un seguro o aval bancario que garantice la devolución de las aportaciones realizadas por los compradores, para el supuesto de que la construcción no comience o finalice en los plazos establecidos, o en su caso, se produzca el fracaso absoluto del proyecto. Por ello, todo comprador puede recuperar el dinero que invirtió en la adquisición de su vivienda, con cargo a dichas garantías.

¿Y si el Promotor no llegó a contratar un seguro o aval bancario conforme a su obligación legal? ¿Frente a quién se puede reclamar si la Promotora ha desaparecido? La solución nos la da el art. 1.2 de la mencionada Ley, así como la amplia Jurisprudencia del Tribunal Supremo, que ha venido desarrollando dicha norma. Conforme tiene establecido nuestro Alto Tribunal, la obligación de devolver las aportaciones correrá a cargo de la entidad bancaria que permitió a la Promotora percibir anticipos de los compradores, sin exigir a la misma la contratación de un seguro o aval bancario. En base a dicho incumplimiento, deberá responder frente a los compradores como lo hubiese hecho el seguro o el aval, de haber existido.

Por lo tanto, cabe indicar que existen posibilidades reales y efectivas para que todos aquellos compradores que no han podido recuperar, hasta el momento, el dinero invertido en la compra de su vivienda puedan hacerlo, a pesar de que la Promotora, a la que se la adquirieron, en la actualidad no exista o esté ilocalizable.

Si estás en una situación similar y quieres recuperar tu dinero, no dudes en ponerte en contacto con nosotros llamándonos al 910 323 636 o escribiéndonos a través del formulario de nuestra web. Puedes contarnos tu caso para que lo estudiemos y te informemos sin ningún tipo de coste o compromiso para ti.

LLÁMANOS GRATIS AHORA

O si prefieres te llamamos nosotros