Etiqueta: aval bancario

En las compras de vivienda sobre plano, lo habitual es que el promotor cobre las cantidades a cuenta del precio de la vivienda de manera anticipada. Eso puede suponer un riesgo para el comprador, por eso es importante que, para protegerle, el promotor contrate un aval bancario para cubrir las aportaciones realizadas por los compradores en caso de que las viviendas no se entreguen en el plazo pactado.

En este caso nos centraremos en explicar todo lo necesario sobre los avales bancarios:

1.- ¿Tengo que tener un aval individual para reclamar en base a dicho aval?

En su sentencia del 23 de septiembre de 2015, el Tribunal Supremo resolvió esta cuestión en favor de los compradores de vivienda, reconociendo a estos el derecho a reclamar al banco avalista aun careciendo de ese certificado individual de aval, pues según el Tribunal el comprador “no tiene por qué conocer que todavía debe recibir el aval individualizado y queda a merced de la mayor o menor diligencia del promotor solicitar los concretos certificados o avales individuales.”

Esta doctrina se ha validado, de manera reiterada por el Supremo, reconociendo que la entidad avalista pasa a cubrir el riesgo garantizado, y la ausencia de avales individuales no impide que la obligación de restituir quede cubierta a favor de los compradores al amparo de la línea de avales.

2.- ¿Qué sucede si el aval solo cubre una parte de las cantidades entregadas?

Con independencia de que el aval bancario establezca que sólo cubre una parte de las cantidades entregadas a cuenta, para la compra de una vivienda, tanto la ley como la jurisprudencia, es muy clara y tajante al afirmar que todas las cantidades quedan cubiertas y garantizadas, con independencia de los límites que establezca el seguro o el aval.

3.- ¿Es indispensable acreditar los pagos con documentación bancaria, cuando se demanda al banco avalista?

Si se demanda al banco avalista es recomendable, pero no imprescindible, que dispongamos de la documentación bancaria que acredite los pagos realizados para la adquisición de la vivienda. Bastaría con que dichas aportaciones estén demostradas a través de cualquier otra documentación.

4.- ¿El promotor tiene que mostrar al comprador el aval bancario?

El promotor debe tener a disposición del público y de las autoridades competentes una copia del documento o documentos en los que se formalizan las garantías de las cantidades entregadas a cuenta.

5.- ¿Cómo puede saber el comprador que existe un aval bancario contratado?

Con los datos que constan en la póliza puede dirigirse a la entidad bancaria que avale las cantidades y consultarlo, puesto que hay que tener en cuenta que los bancos tienen obligación de inscribir el aval en un registro interno.

En El Defensor de tu Vivienda somos expertos en este tipo de reclamaciones. Si entregaste cantidades a cuenta de una vivienda y no tienes ni la vivienda ni has recuperado las cantidades, no dudes en contactar con nosotros en el teléfono 910 323 636 o a través del formulario de nuestra web Nosotros las recuperaremos por ti.

Una de las formas de garantizar las aportaciones de los compradores de vivienda sobre plano es a través de un aval solidario que, necesariamente, deberá contratar la Promotora y que debe ser emitido por una entidad bancaria debidamente inscrita.

La reciente sentencia del Tribunal Supremo 653/2019, de 10 de diciembre reitera la jurisprudencia sobre el régimen jurídico que debe respetar el “aval solidario” expedido a favor del comprador de vivienda sobre plano.

En concreto, el Alto Tribunal recuerda a las entidades financieras que, si expiden un aval a favor de los compradores de vivienda sobre plano para garantizar sus aportaciones:

  • La entidad de crédito responde de todas las cantidades anticipadas por el comprador, sin que se respeten los límites cuantitativos del aval. Por lo que no es relevante si en dicho aval, consta garantizada una cantidad inferior a la realmente pagada.
  • Es indiferente que las cantidades anticipadas se ingresen en una cuenta identificada en el contrato como especial, aunque dicha cuenta fuera de otra entidad bancaria. Aclara a este respecto la sentencia que la entidad avalista pudo conocer la entrega a cuenta del precio con haber requerido al promotor una copia de los contratos.
  • Debe permanecer vigente hasta que la vivienda se entregue y cuente con cédula de habitabilidad o Licencia de Primera Ocupación. Recordamos que la vivienda se entiende entregada cuando el comprador es requerido para escriturar, ante Notario, por lo que no basta solamente con la existencia de las correspondientes Licencias.

Dichos derechos son los que la Ley 57/68 otorgan a los compradores de vivienda sobre plano y cuentan con la ventaja de que son irrenunciables, por lo que, no se tendrán en cuenta las diferentes excusas que puedan verter las entidades bancarias a fin de eludir su responsabilidad ante los compradores afectados.

Por tanto, si compraste una vivienda sobre plano antes de 1 de enero de 2016, aún estás a tiempo de recuperar lo que es tuyo. Desde el equipo de El Defensor de tu Vivienda te ayudamos a recuperar las cantidades que entregaste por la compra de una vivienda en construcción y que no te fue entregada, buscando la mejor solución para su caso concreto sin ningún tipo de coste ni compromiso, en el teléfono GRATUITO 910 323 636 o a través del formulario de nuestra web.

Con la entrada en vigor de la Ley 20/2015, los derechos de los compradores de vivienda sobre plano se han visto seriamente reducidos. Por ello, si está en esa situación, deberás tener en cuenta lo siguiente.

En primer lugar, es un error frecuente creer que la simple mención de la existencia de un aval en el contrato es suficiente y se está con ello ya protegido. Lamentablemente, desde nuestra experiencia en El Defensor de tu Vivienda, si el comprador no tiene copia de ese aval bancario puede ser que este no exista. Por ello, lo más importante es conseguir una copia de ese aval desde el principio.

En segundo lugar, se debe constatar que se protejan todas las aportaciones realizadas. Es frecuente que las primeras aportaciones no estén cubiertas aun siendo, normalmente, las de mayor cuantía.

En tercer lugar, este aval sólo cubrirá la devolución de las aportaciones cuando se resuelva el contrato por existir retraso en la entrega de la vivienda, pero ningún otro supuesto está amparado. Una vez que esto haya sucedido, se debe requerir al promotor y si este en 30 días no ha devuelto las entregas a cuenta, se tendrán dos años para ejecutar el aval.

Por último, se debe tener presente que una vez se expide la cédula de habitabilidad, y se pone a disposición del comprador la adquisición de la vivienda, se cancelará el aval.

Por tristes experiencias sufridas por algunos de nuestros clientes, desde El Defensor de tu Vivienda, te indicamos que, aunque dispongas de un aval bancario, es recomendable ponerse en manos de un experto que te ayude a recuperar tus entregas a cuenta, pues cualquier comunicación con el promotor errónea, puede hacer que, no solo no puedas tener tu vivienda, sino que tampoco consigas recuperar tus aportaciones.

En El Defensor de tu Vivienda somos expertos en este tipo de reclamaciones. Si entregaste cantidades a cuenta de una vivienda y no tienes ni la vivienda ni has recuperado las cantidades, no dudes en contactar con nosotros en el teléfono 910 323 636 o a través del formulario de nuestra web.

Cuando se compra una vivienda sobre plano, el promotor suele cobrar las cantidades a cuenta del precio de la vivienda de manera anticipada. Por tanto, para proteger al comprador el promotor estaba obligado, en base a la Ley 57/68 derogada el 31 de diciembre de 2015, a contratar un aval o seguro para cubrir las aportaciones a cuenta de los compradores en caso de que las viviendas no se entreguen en el plazo pactado.

(más…)

El certificado individual del seguro o aval bancario es un documento donde se recoge la garantía de la devolución de las cantidades aportadas por los compradores o cooperativistas de vivienda para los casos en los que las viviendas no se construyan o no se entreguen en el plazo pactado con los compradores. Ver ejemplo de: Certificado seguro individual (más…)

El Tribunal Supremo se refirió, por primera vez, al deber de vigilancia del banco en la compra sobre plano, en su sentencia de 21 diciembre de 2015, y luego en sus sentencias de 9 marzo de 2016 y de 17 marzo de 2016. (más…)

Los compradores de vivienda sobre plano cuentan con una vía para recuperar el dinero invertido 

La Ley 57/68 sobre el percibo de cantidades entregadas a cuenta para la construcción de viviendas garantiza las cantidades que se hayan pagado a la promotora o cooperativa en caso de que no se entreguen las viviendas, haciendo responsable tanto a éstas como al banco o bancos donde se ingresen dichas cantidades. (más…)

Como es bien sabido, la Ley 57/68 nació con el propósito de proteger a los compradores de viviendas sobre plano. Dicha norma vino a establecer una serie de obligaciones para el promotor de viviendas, que tienen como fin último el dotar de garantías al comprador, para que pueda recuperar las cantidades invertidas en la adquisición de la vivienda, en el supuesto de que ésta no llegue a buen fin o no se entregue en el plazo pactado.

Entre las obligaciones que la citada norma impuso a los Promotores o Cooperativas de viviendas, está la preceptiva contratación de un “seguro o aval solidario”.

Esta misma redacción ha sido trasladada a la Disposición Adicional Primera de la LOE, norma que ha venido a sustituir a la Ley 57/68, con efectos desde enero de 2016.

Pero, ¿debemos entender que, en base al tenor literal de dichas normas, sólo el aval tiene carácter solidario?

Hay que señalar que carecería de todo sentido, y sería contrario al carácter tuitivo y protector de la Ley 57/68, que sólo se hubiese concedido al aval carácter solidario, y no así al seguro, puesto que, en este caso, se dejaría en manos del Promotor o de la Cooperativa el dotar de una mayor o menor garantía al comprador, en función de que se hubiese contratado un seguro o un aval.

Este criterio es el que ha establecido el Tribunal Supremo, que ya en su Sentencia 476/2013, de 3 de julio, indicó: “Resuelto el contrato de compraventa procede, solidariamente, la condena a la aseguradora para que devuelva las cantidades entregadas a cuenta, conforme a lo dispuesto en los arts. 1 y 3 de la Ley 57/68.

La responsabilidad debe declararse solidaria, pues el art. 1 de la referida norma, establece que se concertará seguro o aval «solidario», es decir, pretende la norma la total garantía para el comprador sin que pueda mantenerse que la responsabilidad de la aseguradora es meramente subsidiaria.”

Cabe destacar que la discutida y discutible Disposición Adicional Primera de la LOE, ha perdido una oportunidad para enmendar lo que puede entenderse como un error de redacción, puesto que ha trasladado a su apartado 1.1 a) la redacción literal del artículo 1.1 de la derogada Ley 57/68, sin percatarse de la aclaración que, a dicho precepto, había dado nuestro Alto Tribunal. Sin perjuicio de ello, es claro que son solidarias las obligaciones, que surgen tanto del aval como del seguro, que todo Promotor o Cooperativa debe contratar para garantizar las cantidades recibidas para la construcción de viviendas.

¿Necesitas asesoramiento sobre cooperativas de viviendas y promociones en quiebra?:

Solicita ahora más información sobre nuestros servicios de asesoramiento a compradores de viviendas que necesitan reclamar a bancos y seguros.

  • Ponte en contacto con nosotros a través del formulario web.
  • Llámanos  al 910 323 636 o escribiéndonos al formulario de nuestra web.

LLÁMANOS GRATIS AHORA

O si prefieres te llamamos nosotros